Muy buen servicio. Todo el personal es muy amable. El platillo que pedimos fueron los chilaquiles San Juan verdes con pollo y otros, rojos, los cuales, estaban deliciosos. Sirven también una deliciosa sopa de médula, misma que ya he probado en otra ocasión.
Damián Fernando Hernández Juárez